celos psicologos salamancaLos niños sienten celos cuando creen que pierden el cariño que ya tenían de alguien, e incluso su atención. A menudo son desproporcionados y afectan a su vida diaria, a su autoestima o a su rendimiento escolar. Sirva como ejemplo la llegada de un hermano y la reestructuración que ha de hacer toda la familia. Conductas como desobedecer, llamar la atención, volverse introvertido, llorar, pegar, cambiar el ritmo del sueño, volverse a hacer pis, volver a tener que darle de comer una vez establecida la autonomía, pueden ser indicativos de que el niño sufre celos. A diferencia de la envidia, en la que el niño quiere lo que tiene otro pero no siente que ha perdido cariño ni atención.

boton-solicita-cita

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR